¿Tienes complejos con tu cuerpo en la playa? Olvida eso, ésta es la solución

Jue, 18 enero, 2018

Quitarte la ropa y enseñar tu cuerpo puede parecer algo normal. Este problema es muy común en un mundo tan superficial, miles de personas no se encuentran a gusto con su cuerpo y tienen dificultades para quedarse en traje de baño con naturalidad. Estos consejos te ayudarán a sentirte mejor.

  1.  Aprovecha la vida como si fuera tu último día de tu vida.
    Si te dijeran que es tu último día de tu vida y será en la playa, ¿Qué crees que harías? ¿Te quedarías en tu casa pudiendo ir a disfrutar de la piscina o playa?
    Cuando la vida nos pone delante su plenitud, muchas de las cosas que forman parte de nuestra escala de prioridades o de valores se altera, es como que nos hacemos más conscientes de la importancia de las cosas, reestructuramos lo que es importante para nosotros de lo que no lo es tanto, a veces éste es un reajuste necesario para tocar de pies al suelo y darnos cuenta de nuestro propósito vital y de porqué estamos aquí.
    Parece obvio pero muchas veces pasamos los días de prisa saltándonos lo más importante, vivir y apreciar cada momento, sentir tu cuerpo, tus emociones, gozar de la vida, disfrutar de las pequeñas cosas que el día a día te ofrece, expresar tus sentimientos, entre muchas cosas.
  2.  No tomes en cuenta la opinión de los demás:
    ¿Por qué crees que la gente va a estar pendiente de tu silueta? ¿Cuán importante crees que es la forma de tu cuerpo para los demás?
    A veces creemos que los demás nos van a juzgar o criticar y esto puede llegar a bloquearnos, pero la gente te va a querer por ser tú, por cómo tú eres como persona y no por tu físico.
  3.  Si te sientes mal contigo misma. Sólo sebes hacerte una pregunta, ¿Hay cosas de tu cuerpo que crees que puedes mejorar?
    – Si tu respuesta es NO, asúmelo y aceptarte tal y como eres.
    – Si tu respuesta es SI, ¿Qué te impide mejorarlas si sabes que eso repercute en tu bienestar?
    A veces nos quedamos ancladas en la queja y en compararnos con los demás pero a la hora de la verdad hacemos nada o muy poco para obtener los resultados que esperamos de nosotras mismas. Si tienes muchos kilos de más y te sientes incómoda, la ropa te aprieta, no te ves bien cuando te miras al espejo, ¿cuánto tiempo más vas a estar sin tomar medidas para cambiar esta situación? Debes hacerlo por ti, por tu bienestar.
  4. Lo Físico no lo es todo: Ten presente que la belleza de una persona y su seguridad personal van mucho más allá de un físico. Quizás sea muy común esto de “la belleza está en el interior”, pero se observa dónde está el carisma de una persona…¿Qué es más importante, estar con una persona aburrida, apática, negativa, arrogante, pero con un cuerpo perfecto. O estar con alguien con quien puedas divertirte, con sentido del humor, que te atrape con sus palabras, con sus gestos, buenos sentimientos a pesar de no tener un cuerpo fantástico?
  5. Percepciones diferentes: Lo que para unos es un cuerpo 10 para otros no lo es. Y es que en esto también hay gran variedad de opiniones, hay personas que piensan que un cuerpo maravilloso tiene que ser delgado y otras personas prefieren un cuerpo voluminoso. A unas les gusta el color de piel pálido y a otras moreno. Etc. Y es que en se nos va la vida, no hay una verdad universal.

Así que disfruta de lo que tienes y de lo que eres, aquí y ahora porque cada instante de tu vida es único e irrepetible.
Si sientes que no eres capaz de disfrutar, que tus miedos o bloqueos son más grandes de lo que a ti te gustaría y no logras salir de ahí, pide ayuda profesional, date esa oportunidad.

Entonces… ¿Para cuándo ese bikini?