Uñas de acero durante los días de sol

Mié, 2 agosto, 2017

Es muy común notar durante los días de playa y de piscina que nuestras uñas se debiliten un poco, en muchos casos incluso suelen estar quebradizas y muy débiles, esto se debe al contacto prolongado con el agua, sin embargo, podemos prevenirlo al mantener unas uñas fuertes.

Las uñas constan de capas, ellas a su vez están formadas a base de Queratina, una proteína que hace que las mismas estén sanas y fuertes, al tener un bajo nivel de esta proteína en nuestro organismo, nuestras uñas, e incluso el cabello se debilita y es más fácil que se rompan, agrieten, o deshojen fácilmente.

En primer lugar, la alimentación es vital.  Los lácteos, los pescados azules, frutos secos, avena, huevo y el aceite de oliva pueden ser tus mejores amigos. Es importante que nuestros alimentos contengan Vitamina A, C, D, ácido fólico y vitamina B, así como también el uso correcto de productos que te den una ayudita a la regeneración y cuidado. La aplicación de esmaltes protectores y de calidad, te ayudarán a crear una capa que repele los agentes externos, como el sol y el agua.

Otro punto importante a tener en cuenta es que cada vez que disfrutamos en la piscina o playa debemos  lavarlas muy bien con un cepillo, pues normalmente en estos sitios, especialmente en las piscinas, existen una gran cantidad de agentes como bacterias y hongos que pueden atacar a nuestras uñas.

El cuidado de las uñas no es un trabajo de un día para otro, es necesario que durante todo el año las tratemos con cariño. Al hacer oficios en el hogar usar guantes, de esta manera mantendremos alejados los detergentes y ácidos que pueden hacer que nuestras uñas se debiliten. Igualmente, el exceso de manicura, tanto por mucho uso de limas y pulido, como esmaltes de mala calidad o disolventes a que contengan tolueno, formol o alcanfor y acetonas pueden influir en el debilitamiento de ellas.